Ensenando a patronear

Martes, 7 Octubre   

Está claro que lo mejor y más bonito es que el perro tenga un patrón natural y espontáneo. Habrá individuos que lo hagan a temprana edad, en otros irá aflorando en etapas más maduras, incluso con años, y así encontramos perros que han cazado solos siempre, pero de un carácter noble, tolerantes ante la presencia de otro perro, que comprenden enseguida la estrategia de grupo, y empiezan a patronear a edad avanzada.

Sin embargo, cuando nos encontramos con el típico perro que no patronea a la muestra de otro can deberemos trabajar con él para que respete el trabajo de los demás. Como siempre, si anteriormente hemos trabajado los ejercicios de obediencia y en especial el quieto no nos será muy complicado; si, por el contrario, el perro está sin adiestrar, tendremos que enseñarle los ejercicios con anterioridad para una posterior introducción en los trabajos de campo.

1º.- Elegiremos un lugar tranquilo y sin demasiada vegetación.

2º.- Nos haremos acompañar por otra persona y otro perro ya veterano y que tolere bien la compañía de otros perros.

3º.- Llevaremos 2/3 piezas por sesión.

4º.- Soltaremos las piezas de caza en lugares distintos y con buenas referencias de su ubicación para tener controlada la situación.